Lo que mi Hija me dijo después de mi 3er Aborto.

Jamás voy a olvidar las palabras de mi hija de 3 años después de explicarle ¿por qué no podía parar de llorar? La semana pasada me enteré que había perdido el embarazo por tercera vez, esta ocasión sin duda fue la más dura de todas, pues te empiezas a cuestionar ¿qué anda mal? ¿qué estoy haciendo mal? ¿podré tener otro hijo alguna día? Por supuesto te preocupas, vives un duelo pero repetido por las otras dos ocasiones anteriores pero además te sientes súper culpable (aunque no tengas absolutamente nada que ver en ello).

Así que como se podrán imaginar lloré, y lloré mucho, a diferencia de otras madres a mi no importa llorar en frente de mis hijos ¿por qué? porque mostrar mis emociones no tiene nada de malo y quiero que ella sepa que llorar no está mal, que todos lloramos  y nos ponemos tristes en diferentes circunstancias y es algo normal.

Es por eso que ella no se incomoda fácilmente ante las emociones de los demás. ¿Cuantos adultos no conoces que ven llorar a una persona y no tienen la remota idea de qué hacer? La clave ante todo es LA EMPATÍA. Por supuesto que ver triste a alguien nos suele poner tristes, sobre todo cuando es alguien cercano, la empatía puede hacer que queramos deshacernos de esa tristeza o puede ser un herramienta muy útil para saber qué hacer ante una persona con una emoción desagradable.

En esta ocasión en particular pasó lo siguiente:

Paula: Mamá ¿por qué estás triste?

Yo: Porque tenia un bebé en la panza y lo perdí mi amor, se fue al cielo.

Paula: (me abraza, me acaricia la cara) ¿Estás triste porque quieres tener un bebé mamá?

Yo: si mi amor

Paula: Cuando yo sea grande voy a tener un bebé en mi panza y te lo voy a dar mamá.

Yo: Cuando seas grande vas a tener los bebés que tu quieras mi amor, gracias.

Por supuesto que sus palabras solo me hicieron sentir muy afortunada de tener una hija que está dispuesta a darme lo que sea para que yo me sienta mejor. Es empática, no huye de mi tristeza, reacciona de acuerdo a su edad pero sin duda dice algo que no sólo me consuela me hace sentir orgullosa.

Se los aseguro que si más niños tuvieran una educación empática tendríamos adultos mucho más sensibles al dolor ajeno que querrían hacer cosas por los demás, para poder apagar su dolor. Mostrar nuestras emociones no es malo para los niños, es necesario para aprender sobre ellas y sacarles el mejor provecho posible.

paula y yo 3

paula y yo 2

Advertisements

1 Comment

  1. Hola! Tienes una hija preciosa y maravillosa 🙂
    Te mando mucho apoyo, cariño y amor para superar este momento difícil, déjate querer por parte de tus seres queridos y nunca, nunca pierdas la sonrisa ni te des por vencida.
    Mucha suerte! Un abrazo 🙂

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s